Aranzadi reanuda la excavación de Praileaitz “preocupada” por la actividad de la cantera


Noticias de Gipuzkoa

Martes, 20 de marzo de 2007

Peñalver y su equipo regresan hoy a la cueva para retomar las tareas arqueológicas
Durante los próximos cuatro meses proseguirán los trabajos en la segunda sala interior y en una nueva galería

Vista panorámica de la cantera Sasiola, donde se encuentra la cueva Praileaitz

Donostia. El equipo de investigadores del departamento de Arqueología Prehistórica de Aranzadi accedió ayer a la cueva de Praileaitz I, en Deba. No entraban desde finales de octubre de 2006, momento en que interrumpieron el trabajo de campo para centrarse en las tareas que se realizan en el laboratorio. En principio, según confirma el director de la excavación, Xabier Peñalver, la intención de la Sociedad de Ciencias era comenzar a trabajar a principios de mes, pero un retraso relacionado con el protocolo de seguridad ha postergado el inicio de los trabajos. Finalmente, ayer se salvó dicho escollo con la firma del protocolo por parte de los explotadores de la cantera -dependiente de la empresa Amenabar-, la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Deba y Aranzadi, y los arqueólogos pudieron franquear a mediodía la verja de hierro que protege uno de los mayores santuarios prehistóricos de Gipuzkoa. Lo hicieron guiados por la luz de una simple linterna, por lo que la visita se redujo a un mero examen visual. Hoy, sin embargo, prevén trasladar todos los útiles necesarios para que el equipo de seis arqueólogos que dirige Peñalver arranque los trabajos de excavación que se prolongarán durante cuatro meses. “Ahora mismo estamos preparando en la sede de Aranzadi los generadores y los focos para realizar mañana [por hoy] toda la instalación”, dijo ayer tarde el responsable de la excavación que alberga un conjunto de pinturas rupestres -puntos y rayas de unos 20.000 años de antigüedad- cuya existencia fue desvelada a finales del pasado año por NOTICIAS DE GIPUZKOA. cantera polémica El director del yacimiento nunca ha sido ajeno al impacto negativo que la actividad de la cantera de Sasiola, en cuyo interior se encuentra Praileaitz, puede tener en la cueva y los tesoros que alberga. Dice desconocer si, como afirma la Diputación, las voladuras de la cantera son compatibles con la conservación de la cavidad, aunque dice vivir el tema “con preocupación”. “Yo no tengo los estudios suficientes en la mano y no soy experto para decir qué es compatible o no. Eso corresponde decirlo a quien hace los estudios y pone la dinamita. Desconozco la repercusión que puede tener la utilización de tantos kilos de explosivo porque tampoco entiendo de canteras. Pero sé que si está cerca, la cueva peligra”, afirma. Peñalver comparte en cierto modo una preocupación reflejada en la aparición de colectivos como Praileai-tzen Lagunak y en la difusión de manifiestos que denuncian la actividad de Sasiola. “No se puede decir que aquí no pasa nada y que Praileaitz está en un monte cualquiera. Está en el interior de una cantera muy activa. La cueva -Bien Cultural Calificado con la categoría de Monumento- se tiene que preservar por ley y por voluntad, pero la dinamita rompe, y a ver qué solución le damos”, dice. La solución, además, debe llegar “en breve”. “Porque nosotros trabajamos a ritmo lento: con un cuchillito vamos poco a poco excavando capas de dos centímetros mientras la cantera nos gana, se come camiones y camiones a diario”. A su juicio, lo importante es determinar si se quiere conservar en la medida de lo posible “el entorno natural donde vivió el personaje de la cueva”. “Y hay que hacerlo en un plazo muy corto de tiempo porque cuando decidamos algo quizá sea demasiado tarde”, apunta. dos frentes Sea como fuere, hoy mismo comienza una nueva campaña arqueológica en Praileaitz I. “No creo que nieve en la costa, así que podremos llegar. Además, se supone que en el interior de la cueva las condiciones meteorológicas son siempre constantes”, bromea Peñalver. Este experto asegura que en las siguientes semanas su labor se centrará principalmente en “dos frentes”. Por un lado, el equipo proseguirá con la excavación de la segunda sala interior de la cueva, donde en la campaña pasada comenzaron a aparecer numerosos restos de carbones vegetales y manchas de ocres. Por otro, los arqueólogos trabajarán en una galería situada a la derecha del vestíbulo de la gruta donde se han hallado restos de importancia y se han obtenido las dataciones más antiguas de este yacimiento paleolítico. “Hay dataciones de hace 25.000 años”, sostiene entusiasmado. Los restos más vistosos encontrados hasta el momento en Praileaitz tienen cerca de 15.500 años y datan del periodo Magdaleniense inferior. Son los ya conocidos 29 colgantes entre los que figura un “espectacular” collar de 14 piezas que mide metro y medio. Como ha reiterado en numerosas ocasiones, estos indicios hacen pensar que en la cueva vivió un individuo con “cualidades especiales” dedicado a “actividades de tipo ritual” alejadas de lo cotidiano. Con la campaña de excavaciones que hoy arranca Peñalver y su equipo dicen querer “seguir la pista a ese personaje” que tanto les interesa. “Porque es un caso novedoso e importantísimo”, recalca, para añadir que “no cabe duda” de que aparecerán otros restos.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    JUAN GARATE said,

    Lo que no hay duda es que cantera y emplazamiento arqueológico adyacente son incompatibles. Pero es que hay una cosa que no deja de extrañarme, y es que nadie se haya quejado (o no ha trascendido) por la actividad de esta cantera y su afección a la carretera nacional 634 y las grandes cantidades de polvo que está arrojando al ambiente. Porque no creo que sea posible una cantera tan cercana a una carretera nacional, y que encima la llene de polvo continuamente, así como a todos sus alrededores (caseríos, etc). De hecho, la carretera pasa por la mitad de la explotación: a un lado está la extracción de piedra, trituradoras, etc., y al otro lado el almacenamiento, aparcamiento de maquinaria, etc., por lo que la explotación utiliza la carretera como una parte más de su solar.

    Si hacemos historia, veremos que está cantera fue iniciada por Aperribai, que para eso era alcalde de Deba en el momento y luego Presidente de la Diputación. Y dudo que otro hubiera podido obtener permiso para una explotación en situación como esta (si es que lo tiene). Ahora la cantera es de Amenabar (con la Iglesia hemos topado) y se ha acelerado su explotación, produciendo aún muchas más molestias.

    Por todo esto, no sé como no se busca la paralización o reducción de actividad de esta cantera, además de por su afección a la cueva de Praileaitz, por todas estas otras causas que señalo y que creo que no cumplirán con la legislación en cuanto a proximidad con carretera, concentración de polvo lanzado a la atmósfera, etc. Creo que por ahí se podría abrir otro frente a esta cantera, si hace falta también recurriendo a los medios y mostrando fotografías de todo lo que aquí señalo.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: