Azkarate afirma que nunca se ha negado a proteger toda la ladera de Praileaitz.

14-11-2008 (DV. Nerea Azurmendi).
La consejera de Cultura Miren Azkarate afirmó ayer en varias ocasiones ante la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Vasco que está dispuesta a modificar el decreto de protección del yacimiento arqueológico de Praileaitz, en Deba, y que nunca se ha negado a extenderla al conjunto de la ladera en la que se encuentra la cueva. «Estoy dispuesta a realizar los cambios necesarios en el decreto, pero decidme sobre qué base, por qué y para qué», preguntó a los miembros de la Comisión, además de presentarles los resultados de los trabajos que se han realizado en los últimos meses por encargo de la Diputación -finalizados ya a falta del hidrogeológico-, para conocer cuál es la situación de la cueva y de su entorno y hasta qué punto ha podido incidir en la misma la actividad de la cantera en la que está enclavado el yacimiento. A la luz de los resultados de los estudios, Azkarate afirmó que «no hay un sólo estudio que afirme con seguridad que la actividad de la cantera haya causado o cause daños a la cueva».
Nadie contradijo en ese punto a una consejera que en algunos momentos -cuando se puso en duda su preocupación por el patrimonio, por ejemplo- no ocultó su irritación. Y nadie puso especial empeño en discutir acerca de la suficiente o insuficiente protección de la cavidad o las pinturas que contiene porque no era esa la cuestión central del debate, sino la necesidad de extender la protección a toda la ladera. Es decir, la petición de Aranzadi, de Praileaitzen Lagunak, de Mutriku Natur Taldea, del propio Parlamento Vasco, de los 361 científicos que firmaron un manifiesto en defensa de la ladera, de Praileaitz SOS
La actividad extractiva en la ladera está actualmente paralizada a raíz de la sanción impuesta a la cantera por la Agencia Vasca del Agua por incumplir la Ley de Costas, que tiene su origen en una denuncia de la plataforma de defensa medioambiental Mutriku Natur Taldea, y la consejera aludió a esa circunstancia -que no es definitiva, puesto que tanto MNT como la empresa que gestiona la cantera la han recurrido o tienen previsto hacerlo- para asegurar que «la demanda era proteger la ladera, y la ladera está protegida». «Salvados por el agua», en expresión de la parlamentaria socialista Isabel Celáa.
En cualquier caso, la consejera -cuya «soledad» destacaron varios parlamentarios de la oposición- obtuvo algunas respuestas. Le respondieron los comparecientes que le siguieron, Javier Fernández Eraso y José Antonio Mujika, catedrático y profesor titular de Prehistoria de la UPV respectivamente, y promotores del manifiesto firmado por una muestra muy relevante de la comunidad científica. Amparados en «una razón muy débil, la razón de la ciencia», afirmaron que «un hecho arqueológico o prehistórico desprovisto de su entorno pierde todo su valor y se convierte en una curiosidad» y destacaron que «la conservación de la ladera es una pieza clave e imprescindible para la comprensión de la prehistoria vasca e incluso de algunos aspectos de la prehistoria europea», además de considerar «una victoria pírrica» la paralización derivada de la acción de la Agencia Vasca del Agua «porque no contempla el aspecto cultural».
También Aranzadi y Praileaitzen Lagunak reiteraron en el curso de sus comparecencias sus argumentos acerca de la necesidad incuestionable de conservar la ladera en su conjunto en la medida en que configura un entorno imprescindible para comprender un yacimiento que todos, sin excepción, calificaron de extraordinariamente importante.
Plan de Vigilancia
De las intervenciones de la consejera se pudo deducir que es probable que el decreto experimente algún retoque menor, como la inclusión de una mención a la paralización de la ladera derivada de la acción de la Agencia Vasca del Agua; la posible extensión del grado máximo de protección de los 50 a los 100 metros si así lo pide la Diputación en base a las conclusiones extraidas por Aranzadi de los estudios que ha realizado o el establecimento de plazos concretos a la cantera para que recupere y reforeste determinadas zonas…
Algunos de los cambios podrían, no obstante, incorporarse al Plan de Vigilancia que, según adelantó Azkarate, Gobierno y Diputación tendrán terminado antes de fin de año y que constituirá la auténtica guía de futuro del yacimiento. Ese Plan contemplará la vigilancia permanente de la cueva y su entorno, así como la continuación de las excavaciones de los arqueólogos de Aranzadi, que de momento tienen contrato hasta febrero, «hasta que la cueva haya sido completamente excavada», y la difusión de los hallazgos. Reveló también que «Industria y la cantera están en contacto y analizando posibles compensaciones» aunque «hasta donde yo se no hay nada concreto». Hubo quien, como la socialista Isabel Celáa, vio «un desplazamiento de varios metros en la posición de la consejera», pero la cuestión básica la planteó Juantxo Agirre Mauleon, secretario general de Aranzadi, que se preguntó, y preguntó, por el modo de «salir de este atolladero».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: